Fecha de publicación: 16-may-2020

Elena Castrillo Estilista

Por fin vemos algo de luz al final del túnel en esta larga pesadilla y la esperanza de doblegar al maldito virus parece abrirse paso, o al menos controlarlo que ya es mucho.
He hecho la cuenta y he pasado exactamente cincuenta días encerrada.
Tengo la suerte de haber pasado esta cincuentena en casa y en familia.
El mío ha sido, de alguna manera, un confinamiento convencional. No he comprado rollos de papel higiénico a granel, pero sí he horneado deliciosos bizcochos. Debo de reconocer, que he faltado muchos días al aplauso de las 8.
He recogido muchísimo, he sufrido varios shocks en la memoria abriendo cajas que llevaban demasiados años cerradas y me he dado cuenta de que ya no son sólo los demás los que se hacen mayores.
Me pregunto cómo será eso de la "nueva normalidad". Me resisto a adaptarme. Esas palabras ahora mismo me suenan a "verdad a medias"
Echo de menos los abrazos, el café de bar y las puestas de sol en bañador. Pero como dice el "hit" de este confinamiento, RESISTIRÉ!!! Y estoy convencida de que tarde o temprano volveré a disfrutar de todas esas pequeñas cosas que me hacían feliz sin saberlo.

Peluquería. Novia. Boda. Maquillaje. Mallorca. Estilista
Obtener presupuesto
Se ha enviado el mensaje. Pronto nos pondremos en contacto contigo.